empleo Colombia

Actualidad del empleo en Colombia

La presente crisis económica mundial que una parte de la inseguridad ocasionada por la inestabilidad del coste del petróleo y otros productos pertenecientes al campo primario, el estancamiento de la economía europea y la carencia de estabilidad de los mercados de USA, enfocan la atención en el futuro del empleo.

De este modo, el uso es entre las variables macroeconómicas que impactan de forma más acentuada los efectos de la pobreza extrema y también estimula el desarrollo social y económico en materia de prosperidad compartida.

De este modo, las personas que no tienen acceso directo a la tierra como herramienta productiva, o bien su capital es deficiente en la generación de ingresos en concepto de rentabilidad, hallan en el uso el mecanismo más seguro para prosperar la calidad de vida y separarse de la zona de pobreza. Es por tal razón, que tener acceso a una fuente de ingresos incesantes se ve reflejado en la consecución de recursos y servicios, empleo de fuentes de información opciones alternativas, capacidad de consumo, ahorro y crédito, mayor dedicación a la educación como primordial medio de movilidad social, entre otros muchos factores que influyen en el mejoramiento de la calidad de vida.
Aunque la utilización informal no es el mejor escenario para un desarrollo sustentable, de la misma manera que el uso formal, representa transformación y transitoriedad cara 3 dimensiones: calidad de vida, productividad y cohesión social. Esto es: se reduce la pobreza, y más todavía, en las sociedades donde hay menos margen para la redistribución, aumenta la eficacia en la medida que se presentan empleos más productivos, y consigue producir espacios de convergencias donde la educación el intercambio de experiencias deja la inclusión social.

empleo Colombia

El trabajo desempeñado en tareas agrícolas o bien de baja productividad no produce un desarrollo progresivo que denote actividades de impacto tecnológico y también industrial y que se vea reflejado en el desarrollo económico. Entre tanto, el trabajo urbano permite la especialización, el acreciento del nivel medio de cualificación y el intercambio de conocimientos, haciendo que los trabajos se tornen más productivos. Además de esto, en situaciones de crisis, disuade a los jóvenes de participar de activas violentas y contribuye a la consolidación de la paz.

Ahora bien, el escenario coyuntural del empleo en Colombia se halla en los próximos términos. Por un lado, la economía nacional se ve trazada por un fenómeno de depreciación que le resta activa al comercio y la generación de empleo formal. De esta manera, los procesos de contratación se enfocan en los proyectos de infraestructura de cuarta generación (4G) que estimularán las locomotoras de la economía cada vez que el ritmo de gasto público sea incesante y esto se evidencie en el mejoramiento de las condiciones del mercado laboral.

Por otro lado, la cota de desempleo a nivel nacional para el tercer mes del año se situó en ocho con nueve por ciento situándose en un dígito, de la misma manera que el nueve con ocho por ciento del primer trimestre de dos mil quince. Mas lo precedente, conforme con el informe de la Gran Encuesta Integrada de Hogares presentado por el DANE, patentiza que en los últimos 9 años la cota de desempleo ha disminuido cuatro puntos porcentuales, lo que es resaltable mas propón desafíos a este respecto. Igualmente, el descenso en esta tasa en el último año ha sido de seis por ciento.

A este respecto, el ámbito que más aportó a la activa del mercado laboral en concepto de alteración positiva fue el de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler que representó el doce con cuatro por ciento del empleo nacional. No obstante, este ámbito y el incremento de los costes inmobiliarios, según lo que parece, no se ha articulado de manera directa con el de la construcción que tuvo una alteración del tres con tres por ciento de los ocupados pertenecientes a las trece primordiales áreas del país. En igual medida, el campo que más aportó con empleos generados, entre enero y marzo de dos mil quince, fue el de comercio, restaurants y hoteles con treinta con cinco por ciento , seguido de los servicios comunales y sociales con veintiuno con nueve por ciento .

Por otro lado, conforme con el informe del DANE, para el dos mil catorce la urbe que presentó mayores niveles de desempleo fue Pereira con trece,7 por ciento , al tiempo que Medellín ocupó el quinto sitio con diez con dos por ciento . La cota de desempleo para las trece áreas en el mes de marzo fue de diez con uno por ciento . La urbe que patentizó la menor cota de desempleo fue Barranquilla con siete con nueve por ciento . Igualmente, Bogotá y Manizales fueron las urbes con menor tasa de empleo informal con cuarenta y 3 con siete por ciento .

De lo precedente, se puede finalizar que la utilización es entre los factores más esenciales en materia de desarrollo económico, desarrollo y también inclusión social. De esta manera, la apuesta de Colombia ha de estar centrada en producir programas que estimulen la participación laboral en jóvenes, articulaciones público – privadas que creen nuevos puestos, incentivos en materia de impuestos a la compañía y el ámbito privado a fin de que vinculen nuevas personas, una política pública de empleo que mejore la calidad de las condiciones tareas, ajuste los mecanismos que minimicen los peligros y efectos del desempleo y faciliten la permanencia en los puestos, aparte de la promoción de la educación como principio de desarrollo integral de una sociedad.

Finalmente, es preciso promocionar una política de competitividad que estimule el acreciento del capital humano, contribuya significativamente a la generación de empleo, reduzca la informalidad y produzca una relación positiva entre desarrollo del Producto Interior Bruto y minoración de la cota de desempleo.

Deja un comentario